Si bien la Victoria aconteció el 9 de Mayo, su celebración se concreto el 24 de junio del mismo año.

«Derrota militar del fascismo alemán por el glorioso Ejército Rojo»

Relata el subjefe del estado Mayor Central del Ejercito Soviético durante la Segunda Guerra Mundial Serguei Shtemenko en su libro «El Estado Mayor Central durante la guerra»:

«…Desde el 2 de Mayo, cuando fue tomado Berlín, todo Moscú, se encontraba bajo los efectos de una excitación comprensible. Las calles estaban en fiesta. Día y noche llenaba la Plaza Roja de muchedumbre.

Al cabo de unos días de haberse firmado la orden del Día de la Victoria, el Alto Mando Supremo le ordenó pensar y comunicarle nuestras propuestas acerca del desfile conmemorativo de la victoria sobre la Alemania hitleriana.

«Hay que preparar y realizar una parada especial», nos dijo. Que participen en ella representantes de todos los frentes y de todas las Armas.

En total, había que formar para la parada 10 regimientos selectos de los frentes y uno de la Marina de Guerra, que portarían 360 banderas de combate. Además se preveía que participaran también en el desfile las academias, escuelas militares y tropas de la guarnición de Moscú.

Pensábamos en el Estandarte de la Victoria que ondeara sobre la cúpula del Reichstag en Berlín, debía encabezar el desfile y que la llevaran y la escoltaran quiénes la habían enarbolado con sus manos sobre la capital de la Alemania hitleriana: M. Kantaria, M. Egórov, I.Siánov, K. Samsónov y S. Neustróev.

La parada hay que realizarla exactamente, dentro de un mes, el veinticuatro de junio dispuso Stalin y añadió aproximadamente estas palabras.

«Aún no ha terminado la guerra y el Estado Mayor Central ya se ha puesto en son de paz. Breguen para terminar en la fecha fijada. Y una cosa más: en el desfile hay que sacar las banderas hitlerianas y arrojarlas despreciativamente a los pies de los vencedores. Piensen en como hacer esto… ¿Quien mandará la parada y quien pasará la revista?.»

Callamos a sabiendas de que él ya habría resuelto, con toda seguridad, esta cuestión y que nos preguntaba por pura fórmula. Para aquella época ya conocíamos hasta en sus detalles más minmos las costumbres del Cuartel General y raramente nos equivocábamos en nuestras suposiciones. Tampoco la erramos en esta ocasión, Después de un breve silencio el Jefe Supremo anunció:

«Revistará la parada Zhúkov y la mandará Rokossovski».

Desfile de la Victoria-24 de junio del año 1945 en Moscú-subtítulos en español (blanco y negro HD)

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;