El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dijo que está convencido de que su próxima reunión con el presidente estadounidense Donald Trump provocará cambios positivos en la Península Coreana, dijo el jueves la Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA) después de la reunión de Kim con el secretario de Estado Michael Pompeo.

«Él (Kim Jong-un) dijo que la próxima cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos será una reunión histórica para el primer paso hacia el desarrollo de cambios positivos en la Península Coreana y la construcción de un futuro mejor», dijo la agencia.

Pompeo llegó a la capital de Corea del Norte para discutir los detalles de la organización de la próxima reunión entre los líderes de los dos países.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a los periodistas el miércoles que el lugar y la fecha de su reunión con Kim Jong-un se anunciarán dentro de tres días. Sin embargo, señaló, no sería Panmunjom en la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas. Mientras tanto, Associated Press dijo citando fuentes de la administración estadounidense que Singapur es visto como el lugar más probable para la cumbre planeada para fines de mayo o principios de junio.

Fuente