El ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Luis Motta Domínguez, denunció ayer un nuevo ataque al sistema eléctrico nacional, hecho que pretende entorpecer los comicios presidenciales del 20 de mayo.

Domínguez explicó a la prensa que este acto de sabotaje es el séptimo ocurrido en una de las subestaciones en Cabimas, estado de Zulia, donde se provocó una explosión que ocasionó el incendio de la fuente de distribución eléctrica.

El ministro señaló que gracias a la información proporcionada por habitantes del área, uno de los responsables fue plenamente identificado.

«Quiero informarles que lamentablemente era un antiguo trabajador de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) quien fue expulsado por cometer actos de este tipo anteriormente», señaló Domínguez, quien agregó que el individuo lo pusieron en libertad durante la gestión de la fiscal Luisa Ortega.

Precisó, que hasta el momento ya está restablecido el 95 por ciento del servicio eléctrico de la zona afectada por el incendio.

Además, notificó que se emitirá una boleta de captura para el infractor y será puesto a disposición de las autoridades competentes.

Los ataques al sistema electroenergético venezolano se intensifican por la proximidad de las elecciones presidenciales y de miembros de consejos legislativos, reconoció Domínguez y aseguró que mantendrá la lucha para paliar la situación.