Ayer miércoles fueron incautados 135 toneladas de alimentos y nueve armas de fuego en un galpón ubicado en Catia, de donde se distribuían insumos para las redes de bachaqueo que operan en la parroquia Sucre de Caracas, informó la alcaldesa de Libertador, Erika Farías.

“Este lugar es el núcleo de lo conocemos como el sicariato económico”, integrado por “bandas criminales que operan en el oeste de la ciudad, y usan alimentos de primera necesidad”, indicó.

De acuerdo con Farías, en los primeros cuatro meses del 2018 Inversiones Mercoven, empresa que administra el galpón, recibió cerca de 800 toneladas de alimentos que eran distribuidas a precios especulativos en el bulevar Pérez Bonalde, en Catia.

Por su parte, el superintendente nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), Wiiliam Contreras, informó que se ordenó la ocupación inmediata y temporal de esta empresa, con todos los bienes y mercancía hallados al momento de la incautación.

Además, se suspenderá a los propietarios de Mercoven del Registro Único para Personas que Desarrollan Actividades Económicas, sanción prevista en la Ley Orgánica de Precios Justo.

Resaltó que esta empresa es reincidente, ya que en el 2016 se le decomisó una mercancía presuntamente acaparada. Dos años después, incurre en prácticas vinculadas con la especulación.

Los productos incautados este miércoles serán distribuidos y comercializados en Catia a través de las verbenas de Caracas, que organiza la alcaldía del municipio.

Tenencia de armas
El mayor-general, Alexis Rodríguez Cabello, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) Capital, informó que fueron detenidas cuatro personas y se encontraron dos