El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo el viernes que no podía entender los llamamientos de Estados Unidos para aumentar la presión sobre Corea del Norte en medio de la disposición de este último para un diálogo.

«Estamos desconcertados por los incesantes llamados de Estados Unidos y sus aliados» para seguir aumentando la presión sobre Corea del Norte «, incluso mientras Pyongyang muestra disposición para un diálogo constructivo sobre el arreglo de la crisis coreana», dijo el ministerio en un comunicado.

«Esta política es extremadamente contraproducente y puede socavar el progreso logrado en este camino recientemente», dijo el comunicado.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció el día anterior que mantendría una reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un el 12 de junio en Singapur. La ubicación de la próxima reunión se reveló horas después de que tres prisioneros estadounidenses fueran liberados por Corea del Norte y regresaran a los Estados Unidos.

En abril, Kim dijo que su país detendría las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales, así como el cierre del sitio de pruebas nucleares. Trump dio la bienvenida al anuncio calificándolo de «gran avance».

El cambio en la relación entre los Estados Unidos y Corea del Norte se produce después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso una serie de sanciones contra Pyongyang, comprometiéndose a continuar la campaña de máxima presión en respuesta a las pruebas nucleares y de misiles balísticos del Norte.

Trump ha declarado repetidamente que todas las opciones estaban sobre la mesa para resolver el problema de Corea del Norte. También señaló que si la reunión con Kim no toma el rumbo correcto, puede retirarse o cancelar la cumbre.

Fuente