Un grupo de 60 ciudadanos japoneses, el primero este año, se embarcó en un viaje sin visado a las Islas Kuriles del Sur de Rusia el viernes en virtud del programa bilateral de intercambio de viajes, informó la agencia de noticias Kyodo.

La visita continuará hasta el 14 de mayo. Se espera que el grupo japonés regrese al puerto de Nemuro en la provincia japonesa de Hokkaido después de visitar las tumbas de sus familiares en la isla de Kunashir.

El grupo viaja con el barco Etopirika asignado para viajes sin visa.

Los viajes sin visado entre las Islas Kuriles del Sur de Rusia y Japón comenzaron en 1992 de conformidad con un acuerdo intergubernamental destinado a mejorar el entendimiento mutuo entre las personas de los dos países. Desde entonces, más de 8,000 residentes de las islas rusas de Iturup, Kunashir y Shikotan visitaron Japón, y más de 18,000 ciudadanos japoneses visitaron las Kuriles del sur.

El acuerdo permite viajar sin visa a Rusia a los ex residentes de las Islas Kuriles del Sur, sus familiares, investigadores, activistas públicos y periodistas.

Desde mediados del siglo 20, Rusia y Japón han estado celebrando consultas con el fin de cerrar un tratado de paz como continuación de la Segunda Guerra Mundial. La cuestión de las Islas Kuriles del Sur sigue siendo el punto de fricción ya que después de la Segunda Guerra Mundial las islas fueron entregadas a la Unión Soviética, mientras que Japón ha reclamado las cuatro islas del sur. En 1956, los dos países firmaron una declaración común sobre el fin del estado de guerra y la restauración de las relaciones diplomáticas y de otro tipo, sin embargo, todavía no se ha alcanzado un tratado de paz. Moscú ha declarado muchas veces que la soberanía de Rusia sobre las islas no puede ser cuestionada.

Fuente