El gobierno de Nicaragua debe tomar medidas para detener los enfrentamientos violentos que dejaron muertos a manifestantes estudiantiles, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado de prensa.

«Estados Unidos … condena la violencia nocturna que dejó al menos dos manifestantes estudiantiles muertos», dijo Nauert el viernes. «Llamamos al gobierno nicaragüense a respetar los derechos de los manifestantes y crear las condiciones necesarias para un diálogo creíble, incluida la cesación de toda violencia». El gobierno de Nicaragua debería permitir a las organizaciones independientes de derechos humanos internacionales evaluar la situación, añadió Nauert.

Mientras tanto, al menos cinco personas murieron en los últimos dos días luego de que esta semana se produjeron otras protestas violentas en la nación centroamericana, dijeron medios locales.

Según el canal de televisión Univision, dos personas, entre 18 y 35 años, fueron abatidas a tiros el jueves en una operación policial contra las protestas estudiantiles en dos universidades en Managua. Un hombre de 55 años murió en el hospital por una herida de bala.

Nicaragua ha visto semanas de protestas mortales contra el presidente Daniel Ortega y sus políticas, en particular en el área de la seguridad social, en la capital y otras ciudades.

Fuente