El Ministerio de Salud de Honduras anunció la muerte de dos personas a causa de la gripe AH1N1, lo que eleva a diez las víctimas mortales provocadas por esa enfermedad en el país, entre ellas dos menores de edad.

El ministro hondureño de Salud, Octavo Sánchez, dijo que la mayoría de los fallecimientos se han registrado en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, norte y centro del país.

Señaló, además, que entre las víctimas mortales hay dos niñas de 19 meses y dos años, tres mujeres y cinco hombres.

El alto cargo indicó que seis de las diez víctimas tenían más de 40 años y padecían diabetes mellitus, cardiopatía, hipertensión, entre otras enfermedades.

Sánchez indicó a radio América, de Tegucigalpa, que a partir del próximo lunes se comenzará a aplicar la vacuna contra la gripe A H1N1, y advirtió que la misma debe suministrarse gratuitamente a los pacientes en el país, donde la enfermedad afecta a más de 140 personas.

Las personas a partir de los 59 años, el personal sanitario, los menores de cinco años, los enfermos crónicos y las embarazadas, son los grupos más vulnerables que recibirán primero la dosis, añadió, y dijo que la vacuna se comenzará a aplicar en Cortés y Francisco Morazán.

Enfatizó que la vacunación puede evitar la aparición de complicaciones causadas por el virus que provoca esta enfermedad respiratoria, frente a la que los antibióticos no resultan efectivos.