Varias órdenes de aprehensión fueron dictadas por el Ministerio Público (MP) a ciudadanos residenciados en el país que contribuyeron, entre 2009 y 2012, con una oficina satélite que se usó de manera irregular, para adjudicar contratos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) a 32 empresas y, de esta forma, desviar fondos de la principal industria del país, informó ayer viernes el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

Indicó que cuatro de estas empresas pertenecen a Roberto Rincón y Abraham Shiera, procesados en Estados Unidos por pagar más de 1.000 millones de dólares en sobornos para obtener contratos en Pdvsa. Al respecto, Saab enfatizó que el MP iniciará el procedimiento necesario para que estos ciudadanos sean procesados por la justicia venezolana.

El fiscal agregó que Rincón y Shiera tenían sus “cómplices” en el país y fue a ellos a quienes fueron dictadas las órdenes de aprehensión.

También precisó que en un total de 52 pedidos, el Ministerio Público comprobó un daño patrimonial de 1 mil 162 millones 24 mil 453 dólares.

Estas irregularidades estaban relacionadas con la compra de leche en polvo para la Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (Pdval), la adquisición con sobreprecio de plantas eléctricas y vehículos.

Saab destacó que el Ministerio Público continuará su lucha para hacer justicia ante la impunidad permitida durante la antigua gestión, a cargo de Luisa Ortega Díaz.

“Quiero reafirmar y ratificar que la lucha anti-corrupción que ha iniciado el Ministerio Público no cesará un solo momento, porque forma parte de la columna vertebral de esta nueva gestión”, dijo, en transmisión de Venezolana de Televisión.