Los ejercicios militares en curso entre Estados Unidos y Corea del Sur tienen como objetivo sabotear los esfuerzos de reconciliación de las dos Coreas, dijo el miércoles  Viktor Bondarev, presidente del Comité de Seguridad y Defensa de la Cámara Alta del parlamento ruso.

«Los ejercicios militares conjuntos surcoreano-estadounidenses Max Thunder pueden impedir el establecimiento de la paz en la península de Corea. Ciertamente, la iniciativa para sabotear la reconciliación de las dos Coreas pertenece a los Estados Unidos», dijo Bondarev.

Bondarev enfatizó que si el lado estadounidense y sus aliados continuaran con acciones similares, entonces no se implementarían todos los acuerdos logrados a través de «enormes esfuerzos» en la reciente cumbre de las dos Coreas.

La semana pasada, Seúl y Washington lanzaron sus ejercicios aéreos Max Thunder de dos semanas anuales. Pyongyang dijo que el ejercicio era una violación del acuerdo de Panmunjom y canceló las negociaciones intercoreanas que estaban programadas para el miércoles. Temprano en el día, Seúl expresó su pesar por la decisión de Pyongyang.

Durante la histórica cumbre de abril en la aldea de tregua de Panmunjom, el presidente surcoreano Moon Jae-in y el líder norcoreano Kim Jong-un firmaron una declaración conjunta, acordaron tomar medidas para apoyar los esfuerzos internacionales destinados a la desnuclearización de la península de Corea y proceder con los programas de reunión para las familias coreanas separadas.

Fuente