La decisión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de iniciar una investigación sobre los asesinatos en la franja de Gaza es una desgracia porque Israel tiene el derecho legítimo de proteger su frontera, dijo en un comunicado la embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

«El llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha decidido iniciar una investigación sobre la defensa legítima de un país democrático de su propia frontera contra los ataques terroristas. Es otro día vergonzoso para los derechos humanos», dijo el comunicado.

La decisión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de iniciar una investigación sobre los asesinatos en la franja de Gaza es una desgracia porque Israel tiene el derecho legítimo de proteger su frontera, dijo en un comunicado la embajadora de los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley.

«El llamado Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha decidido iniciar una investigación sobre la defensa legítima de un país democrático de su propia frontera contra los ataques terroristas. Es otro día vergonzoso para los derechos humanos», dijo el comunicado.

Anteriormente, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU decidió establecer un mecanismo independiente para investigar posibles violaciones por parte de las fuerzas de defensa israelíes que mataron a más de 60 manifestantes durante enfrentamientos esta semana luego de que Estados Unidos abriera su embajada en Jerusalén.

La situación en la frontera israelí con la Franja de Gaza ha empeorado significativamente en los últimos meses. Las manifestaciones palestinas, que comenzaron como la Gran Marcha del Retorno el 30 de marzo para conmemorar el 70 aniversario de la partida de los palestinos después de la creación del estado israelí, se intensificaron después de que Estados Unidos abrió su embajada en Jerusalén.

Fuente