Estados Unidos acordó desviar dos aviones B-52 con capacidad nuclear de volar sobre la península de Corea luego de que el líder norcoreano Kim Jong-un amenazó con cancelar la próxima cumbre con el presidente Donald Trump, informó la prensa estadounidense.

Corea del Sur y Japón también acordaron el plan para evitar poner en riesgo la cumbre, dijo CNN el viernes, citando a funcionarios de defensa estadounidenses.

Trump dijo a los periodistas el jueves que los representantes de Estados Unidos aún están trabajando con sus contrapartes norcoreanas en los detalles de la cumbre del 12 de junio en Singapur a pesar de las amenazas de Kim.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, apunta a usar su reunión con Trump la próxima semana para facilitar el éxito de las conversaciones entre Trump y Kim, dijo el viernes uno de los asesores presidenciales de Moon.
Anteriormente, el gobierno de Corea del Norte anunció que el lanzamiento reciente de los ejercicios aéreos Max Thunder de Seúl y Washington fue una violación del acuerdo de Panmunjom, que se alcanzó durante la cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae-in a fines de abril y canceló el negociaciones intercoreanas que estaban programadas para los próximos días.

Fuente