Luego de la matanza en Palestina, sociedad civil, analistas y políticos guatemaltecos condenan la postura del presidente Jimmy Morales en el conflicto. La sociedad guatemalteca rechaza la acción de Morales por la materialización de su decisión de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén).

Esta medida generó un sinnúmero de protestas, en especial, tras el baño de sangre que dejó el traslado de sede diplomática estadounidense.

El solo hecho de festejar el traslado de la embajada de Guatemala en el marco del cumplimiento de los 70 años del arrebato a las tierras palestinas es un completo desacierto político advierte otro analista.

En el Congreso de la República tampoco comparten los desaciertos del presidente subrayando que violan tratados internacionales.

Jimmy Morales busca de alguna manera obtener asilo político en Israel o EEUU luego que el Ministerio Público lo acusara de financiar su campaña de manera ilícita, su hermano y su hijo también están siendo procesados por lavado de dinero y otros delitos por lo que su salida del país luego de su mandato es un hecho concluyen analistas.

Una de las consecuencias directas en contra de Guatemala luego de la decisión de Morales es el posible boicot comercial en contra del país. Guatemala es el mayor exportador de cardamomo en el mundo y son precisamente los países árabes quienes lo consumen.

Fuente