Por primera vez desde el comienzo del conflicto sirio en 2011, la ciudad de Damasco está completamente bajo el control del ejército sirio.

El antiguo bastión del llamado Estado Islámico (ISIS), en el sur de Damasco, era la única parte de la capital que todavía estaba fuera del control del gobierno sirio.

Sin embargo, eso cambiaría el 19 de mayo, cuando el Ejército Árabe Sirio (SAA) finalmente acordó mantener conversaciones con el Estado Islámico en el área; esto llevaría a la rendición de este último al día siguiente.

Los restantes terroristas del Estado Islámico y sus familiares serán transportados ahora a la vasta zona de Badiya que se encuentra entre el este de Homs y el oeste de Deir Ezzor.

Con ISIS ido, el ejército sirio ahora libera a miles de soldados para la próxima ofensiva en las provincias sureñas de Al-Quneitra y Dara’a.

Fuente