El Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó una resolución, con una mayoría de votos a favor de iniciar una investigación sobre el derramamiento de sangre que ha tenido lugar en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, publicó un tweet que critica al Consejo de Derechos Humanos de la ONU como partidario de los terroristas y pidió una investigación sobre sus actividades.

«La única investigación que debe establecerse es sobre cómo el Consejo de Derechos Humanos se convirtió en animador de los terroristas», escribe el Times of Israel, citando el tweet original escrito en hebreo.

Lieberman ha instado previamente a Israel a retirarse del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en protesta por su decisión de iniciar una investigación sobre el derramamiento de sangre en la frontera de la Franja de Gaza, que se ha cobrado la vida de decenas de palestinos. El viceministro de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, dijo que Israel no cooperará con un comité de investigación internacional «que quiere dictar resultados sin una conexión con los hechos».

A partir del 30 de marzo, miles de palestinos han participado en protestas en la frontera de la Franja de Gaza con Israel. Israel afirma que las protestas están organizadas por el movimiento Hamas. Los enfrentamientos entre los manifestantes y los guardias fronterizos han causado bajas y heridos entre los palestinos. Los enfrentamientos «más sangrientos» que reclamaban la vida de 62 palestinos el mismo día en que se inauguraba la nueva embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Fuente