El 20 de mayo, la ciudad siria de Manbij, en el norte de Alepo, fue testigo de una huelga general organizada por los lugareños para protestar contra el reclutamiento forzoso en las filas de las «fuerzas democráticas» de Siria («FD»S) respaldadas por los Estados Unidos, informó el portal de noticias de la oposición siria Baladi News.

Baladi News dijo que la gran mayoría de los locales de Manbij participaron en la huelga y cerraron sus tiendas, lo que generó fuertes tensiones con las fuerzas de seguridad de las «FD»S. Las fuerzas de seguridad de las «FD»S consisten principalmente en combatientes kurdos de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG).

En respuesta a la huelga, los combatientes del YPG abrieron fuego en algunas tiendas cerradas y se metieron en muchos otros en los distritos de al-Saraya y Dwairat al-Hadrah, según Baladi News.

Los activistas de la oposición siria dijeron que las «FD»S había reclutado a la fuerza a docenas de locales de Manbij, incluidos menores, en los últimos meses. La fuerza respaldada por Estados Unidos incluso está planeando reclutar más civiles no solo de Manbij sino también de la gobernación de Raqqa.

Según los observadores locales, estas políticas solo llevarán a más tensiones entre los kurdos y los árabes, ya que la mayoría de estas decisiones fueron tomadas por el Partido de la Unión Democrática Kurda (PYD), que controla el ala política de las «FD»S.

Fuente