Los asediados terroristas del ISIS en el sur de Damasco comenzaron a quemar sus cuarteles y depósitos de munición en el distrito de al-Tadamon y el campamento de refugiados de Yarmouk como parte de sus preparativos para retirarse hacia un área desconocida que podría ser el desierto de Homs, informaron varias fuentes sirias progubernamentales el 20 de mayo.

Las fuentes también confirmaron que docenas de autobuses ingresaron a las áreas controladas por el ISIS en el sur de Damasco. Sin embargo, el primer grupo de combatientes del ISIS y sus familias aún tiene que partir, probablemente debido a problemas logísticos.

Anteriormente, varios informes confirmaron que los combatientes restantes del ISIS en el sur de Damasco se han rendido y aceptado un acuerdo de evacuación, que fue propuesto por el gobierno de Damasco y posiblemente por las facciones palestinas. Incluso se implementó un alto el fuego el 19 de mayo.

Más de 1.700 combatientes del ISIS y miles de civiles serán evacuados en virtud del acuerdo. A pesar de esto, los activistas pro gubernamentales de Siria creen que el proceso de evacuación será más rápido que las evacuaciones anteriores para evitar cualquier problema.

Fuente