Paraguay se convirtió en el tercer país en transferir su embajada a Israel, a pesar del estado inestable de la ciudad.

El estado latinoamericano siguió el ejemplo de Estados Unidos y Guatemala, que abrieron sus misiones diplomáticas la semana pasada.

A la ceremonia de inauguración asistieron el presidente de Paraguay, Horacio Cortes y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. La embajada, que solía estar en la ciudad de Herzliya-Pituah, cerca de Tel-Aviv, se encuentra en el parque industrial de Jerusalén «Malcha», al lado de los guatemaltecos.

El resto de los países todavía conserva embajadas en Tel Aviv y sus alrededores debido al estado inestable de Jerusalén, las áreas orientales y el centro histórico que esta en poder de  los palestinos

Israel llama a Jerusalén su capital «única e indivisible», incluidos sus distritos orientales y su centro histórico, repelida hace medio siglo por Jordania y luego anexada. La parte principal de la comunidad mundial no reconoce la anexión y considera Jerusalén Oriental, como la Ribera Occidental del Jordán, a los territorios ocupados.

El documento básico para el arreglo del Medio Oriente, resolución de la Asamblea General de la ONU No. 181 de 1947, define a Jerusalén como una «unidad separada» (corpus separatum) con un régimen internacional especial administrado por las Naciones Unidas. «Otro documento sobre este tema, la Resolución 478 de 1980 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas» condena a Israel por aprobar la ley básica sobre el estado del capital de toda Jerusalén, incluidas las áreas ocupadas en 1967, y pide a los estados que retiren sus misiones diplomáticas del ciudad.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;