Según los informes, el parlamento de Israel (Knesset) discutió un proyecto de ley que explora las formas en que el régimen de Tel Aviv puede ayudar a los kurdos a establecer un estado independiente que apoye al régimen dentro de Siria, Irak y Turquía, donde los sentimientos anti Israel son elevados.

La radio oficial israelí informó el lunes que la propuesta había sido presentada a la legislatura por dos partidos de derecha, Likud e Israel Beiteinu.

La radio también citó al legislador Yoav Kish diciendo que a la luz de los recientes acontecimientos regionales, reconocer a un estado kurdo independiente, que apoyaría al régimen en Tel Aviv, sería en interés de Israel.

«Hay una minoría kurda en Turquía, Siria e Irak. Todos estos países son hostiles a Israel, y sin duda agregan a Irán, que también afecta a la región. Es por eso que tenemos que fortalecer a los kurdos y dirigir un proceso que finalmente conduzca al establecimiento de un estado kurdo independiente que apoye a Israel «, dijo.

«Hay una razón por la cual Israel fue el primero en felicitar públicamente las iniciativas hacia la independencia kurda en el norte de Iraq», agregó Kish.

El Kurdistán celebró un referéndum sobre la secesión de Iraq en septiembre de 2017 desafiando las fuertes críticas de toda la comunidad internacional, particularmente de los vecinos de Irak, Irán y Turquía.

Israel se convirtió en la única entidad que apoya el plebiscito kurdo.

El primer ministro israelí expresa su apoyo al referéndum sobre la independencia de la región iraquí de Kurdistán.
Israel se convirtió en la única entidad que apoya el plebiscito kurdo.

En el período previo a la votación, la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Tel Aviv apoya los «esfuerzos legítimos del pueblo kurdo para alcanzar un estado propio».

Según los informes, Israel fue el principal comprador de petróleo crudo del Kurdistán iraquí en 2017. Las empresas israelíes también han realizado inversiones en la región semiautónoma, especialmente en los campos de la energía, la construcción, las telecomunicaciones y la seguridad.

Fuente