El presidente ruso, Vladimir Putin, se reunirá el martes en Sochi con su homólogo búlgaro, Rumen Radev, quien está realizando una visita de trabajo a Rusia, dijo el servicio de prensa del Kremlin.

Durante las conversaciones, las partes planean discutir las perspectivas de cooperación bilateral en diversas áreas e intercambiar puntos de vista sobre asuntos internacionales y regionales de actualidad.

«El 22 de mayo del 2018, el presidente ruso Vladimir Putin se reunirá en Sochi con el presidente de la República de Bulgaria, Rumen Radev, quien realizará una visita de trabajo a Rusia para asistir a los eventos dedicados al 140 aniversario de la liberación de Bulgaria en la Guerra ruso-turca de 1877-1878», señaló el servicio de prensa.

El servicio de prensa del líder búlgaro dijo en la reunión que los presidentes se centrarán en las perspectivas del desarrollo de las relaciones entre Bulgaria y Rusia en materia de economía, energía, educación, cultura y asuntos vitales de seguridad internacional.

El lunes, Radev se reunió en Moscú con el primer ministro ruso Dmitry Medvedev y anunció que Bulgaria espera que se revise la posibilidad del suministro directo de gas desde Rusia a este país a través del Mar Negro. Dijo que la seguridad del suministro de energía era muy importante para Sofía y para la UE en general.

El 1 de diciembre del 2014, durante su visita a Ankara, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que Rusia estaba abandonando el proyecto de gasoducto South Stream, que se extendería a lo largo del Mar Negro hacia Bulgaria para suministrar gas a los países del sur y Europa Central. Esta decisión se tomó debido a que el proyecto se enfrentaba con la oposición de la Comisión Europea, que exigía ajustarla a la legislación antimonopolio europea. Al mismo tiempo, se anunció que sería reemplazado por un oleoducto similarmente poderoso que pasaría por Turquía (más tarde se llamó el proyecto Turkish Stream).

Fuente