Al menos cuatro personas murieron el jueves en Bagdad, la capital iraquí, luego de que se detonara una bomba suicida, según Reuters. Unas 15 personas resultaron heridas.

Según un comunicado emitido por el centro de medios de la Seguridad Nacional de Irak, el atacante detonó un chaleco explosivo después de que las fuerzas de seguridad se acercaron a él en el distrito predominantemente chiíta de Shula, informó Reuters. La explosión tuvo lugar en la entrada del parque Saqlawiyah.

La Agencia de Noticias de Kuwait informó que entre los muertos había dos agentes de policía y que el terrorista tenía la intención de detonar su chaleco cerca de un centro vacacional antes de que los oficiales lo sacaran del área.

Fuente