«Si Kim Jong-un quiere regresar al diálogo constructivo, estoy esperando», dijo Trump.

Señaló que Estados Unidos continuará ejerciendo la máxima presión sobre Corea del Norte. Además, agregó que «se seguirán sanciones más estrictas que antes».

Anteriormente, Donald Trump canceló la cumbre de Estados Unidos con la RPDC, que se iba a celebrar el 12 de junio en Singapur.

Fuente