Estados Unidos no está estratégicamente interesado en aliviar las tensiones en la Península Coreana, dijo a los periodistas el viernes Andrei Klimov, vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación de Rusia (cámara alta del parlamento), quien se encuentra de visita en Tokio.

«Washington no ha estado estratégicamente interesado interesado [en aliviar las tensiones] ni bajo Obama, ni ante él, ni en este momento», dijo, al comentar sobre la cancelación del presidente estadounidense Donald Trump de su reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un. «Cualquier paso que pueda ayudar a aliviar las tensiones en la Península Coreana elimina las razones de la presencia de bases militares estadounidenses en Japón y Corea del Sur», agregó Klimov.

El senador ruso señaló que, en caso de que mejore la situación en la península de Corea, «los estadounidenses perderán la oportunidad de usar estas bases para controlar un área más grande, que incluye a Rusia y China». Según él, esta es la razón por la cual el problema va más allá de la situación en la Península Coreana.

Trump informó anteriormente a Kim Jong-un sobre su decisión de retirarse de la cumbre que se planea celebrar en Singapur el 12 de junio. Trump agregó que Corea del Norte «ha perdido una gran oportunidad para una paz duradera». Al mismo tiempo, señaló que estaba listo para sostener conversaciones en el futuro.

Fuente