El aspirante a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció al pueblo mexicano acabar con la corrupción y revisar los contratos de las empresas energéticas Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), antes de frenar la reforma energética.

Obrador señaló que de ganar tiene el compromiso de acabar con todo lo que perjudique a la nación norteamericana.

Referente al apoyo recibido por el político Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, con la condición de que Obrador rebata los artículos artículos 25, 27 y 28 de la reforma energética, el candidato presidencial expresó que evaluaría la situación actual entre las dos empresas que son fundamentales en la economía mexicana.

Dijo que, si hay cosas que se deban anular y cancelar, así se hará, siempre y cuando sea por la vía legal. “No queremos escándalos, corrupción y no vamos a permitirla”, afirmó durante una gira por diversas localidades mexicanas, donde estuvo acompañado por Claudia Sheinbaum, candidata a jefa de Gobierno de Ciudad de México.

Pemex y CFE fueron durante años un símbolo de lo que representaba la riqueza en México en cuanto a empresas energéticas, pero ambas se han visto involucradas en escándalos de corrupción que han afectado su productividad.