Estados Unidos está preocupado por los informes sobre una posible ofensiva de las fuerzas del gobierno sirio en la región de la zona de desescalamiento del sudoeste de Siria, informó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, el viernes por la noche.

«Los EE.UU. están preocupados por los informes sobre una inminente operación del régimen de Assad en el sudoeste de Siria dentro de los límites de la zona de desescalada negociada entre los EE.UU., Jordania y Rusia el año pasado y reafirmados entre los presidentes Trump y Putin».

Ella no especificó qué informes se estaban discutiendo y qué estaba preparando el ejército sirio para la operación. Sin embargo, advirtió que Estados Unidos «tomará medidas drásticas en respuesta a las violaciones», destacó Nauert.

«También advertimos al régimen sirio contra cualquier acción que pueda poner en peligro la ampliación del conflicto o poner en peligro el alto el fuego», agregó.

El ejército sirio se está preparando para lanzar una ofensiva a gran escala para reabrir el cruce de Nassib y retomar toda la ciudad de Dara’a de las fuerzas rebeldes.

Fuente