El líder de la República Popular Democrática de Corea (RDPC), Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, sostuvieron hoy, de forma sorpresiva, una segunda reunión en la aldea fronteriza de Panmunjom.

El Gobierno surcoreano confirmó que el encuentro se efectuó a puertas cerradas entre las 15:00 y 17:00, hora local.

Según el portavoz Yoon Young-chan, los dos líderes intercambiaron opiniones en un ambiente distendido, sobre la implementación de la llamada Declaración de Panmunjom, consensuada en su primera cita el pasado 27 de abril.

Añadió que Moon anunciará mañana los resultados del encuentro de este sábado.

Este es el primer contacto que sostienen los mandatarios coreanos tras varios días de impase en el acercamiento emprendido este año, debido al desarrollo de la operación militar Max Thunder de Seúl y Washington.

La RPDC consideró esas operaciones una imprudencia y un desafío a la actual coyuntura propicia para sellar la paz, pues se tratan de los mayores simulacros de su tipo efectuados jamás en el área.

Añadió, entre otros puntos, que tienen el objetivo público de llevar a la máxima expresión las sanciones y presiones en su contra, ensayar un ataque preventivo aéreo y la toma del dominio aéreo de toda la península coreana.