El líder del Movimiento Italiano de Cinco Estrellas (M5S) Luigi Di Maio propuso al parlamento del país discutir el juicio político al presidente italiano Sergio Mattarella después de que este último, de hecho, vetó la lista de posibles miembros del gobierno propuesta por el primer ministro candidato Giuseppe Conte apoyado por el M5S y el partido derechista Lega.

«Creo que la crisis constitucional debe incluirse en la agenda del parlamento usando el Artículo 90 de la constitución», dijo Di Maio a la cadena de televisión Rai1 el domingo, calificando de inexplicables las acciones de Mattarella.

El artículo 90 decía que el presidente de Italia no era responsable del desempeño de sus deberes presidenciales, excepto en el caso de «alta traición o violación de la Constitución». Di Maio también convocó a las nuevas elecciones parlamentarias después del juicio político a Mattarella.

Lega apoyó las demandas del M5S acerca de la dimisión de Mattarella.

«El presidente italiano traicionó a su pueblo. Propondremos al Parlamento para que lo juzgue [Mattarella]», dijo el Lega en un comunicado.

Mattarella rechazó la lista de potenciales ministros de Conte debido a la candidatura de Paolo Savona, quien fue propuesto como candidato para ministro de economía. Mattarella se opone a las opiniones de Savona sobre la política monetaria de la UE.

El jefe del partido de centroderecha Forza Italia, el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, apoyó a Mattarella en este conflicto. Berlusconi dijo que los M5S que llaman a juicio político a Mattarella eran irresponsables. El Partido Demócrata y otro ex Primer Ministro, Matteo Renzi, también apoyaron al presidente en ejercicio.

Mientras tanto, el presidente italiano, Sergio Mattarella, recibirá el lunes al ex alto funcionario del Fondo Monetario Internacional, Carlo Cottarelli, tras el anuncio de que el primer ministro designado, Giuseppe Conte, no pudo formar un nuevo gobierno.

Las elecciones parlamentarias italianas se celebraron el 4 de marzo. Las elecciones dieron como resultado que el M5S obtuviera más del 32 por ciento de los votos. La coalición de centroderecha, compuesta por el partido Lega, la centro derecha Forza Italia y el movimiento de los Hermanos de Italia, obtuvo el 37 por ciento de los votos. El Partido Demócrata ganó alrededor del 20 por ciento de los votos. Ninguno de los partidos obtuvo la mayoría de los votos necesarios para la formación del gobierno.

Fuente