Israel ha pedido a Irán que retire sus fuerzas militares de Siria, con Teherán insistiendo en que solo tiene asesores militares en el país a pesar de las numerosas declaraciones de Tel Aviv sobre lo contrario.

Israel ha pedido a Irán que niegue cualquier presencia militar en Siria después de que Rusia dijera que solo las fuerzas de Damasco deberían controlar el territorio sirio cerca de las fronteras de Israel y Jordania.

«Nuestra posición con respecto a Siria es clara. Creemos que no hay lugar para ninguna presencia militar iraní, en ningún lugar de Siria», dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu a su facción parlamentaria en declaraciones emitidas.

Benjamin Netanyahu ha acusado repetidamente a Irán de desestabilizar la situación en Medio Oriente.

La misma postura ha sido expresada por funcionarios israelíes que declararon que Tel Aviv no permitiría a Irán convertir a Siria, que se ha visto envuelta en una guerra civil desde 2011, en su punto de apoyo militar.

El alto funcionario de seguridad iraní respondió que la presencia del país en Siria está restringida a un rol consultivo, y tiene como objetivo contrarrestar el terrorismo a pedido del gobierno sirio legítimo.

«Mientras exista la amenaza del terrorismo en Siria y el gobierno legítimo del país persista en la presencia asesora de Irán, nos quedaremos en Siria», dijo el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamkhani.

Fuente