El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, tacha de “racista y supremacista” al presidente de EE.UU., Donald Trump, por endurecer las sanciones contra Caracas.

“Es la extrema derecha la que está en el poder en Estados Unidos. Son racistas, supremacistas. Creen que los estadounidenses son superiores a todos, no solo en el mundo sino también en EE.UU. La decisión de Washington se debe en parte a que no le gusta la Revolución venezolana”, dijo el diplomático venezolano en una entrevista con la cadena estatal germana Deutsche Welle, publicada el lunes.

Trump endureció el 21 de mayo los embargos financieros a Venezuela en respuesta a los comicios presidenciales celebrados en ese país, en los que Nicolás Maduro salió victorioso con el 67,7 % de los votos. Washington no reconoció este resultado y calificó de “fraudulentas” las elecciones.

El único objetivo de estos embargos “es hacer que hagas lo que quieren que hagas. Esto es lo que ha sucedido con Irán y con otros países asiáticos y africanos”, dijo Arreaza, y denunció que tales restricciones económicas afectan principalmente al pueblo venezolano.

A continuación alabó la decisión de Maduro de expulsar a dos diplomáticos estadounidenses de Venezuela, incluido el encargado de negocios Todd Robinson, por incitar al desorden e intervenir en los asuntos internos del país bolivariano. “La embajada de Estados Unidos ha hecho esto antes en todos los países. Pero aquí en Venezuela no aceptamos eso”, insistió Arreaza.

El canciller denunció los esfuerzos de Washington para perpetrar un golpe de Estado armado en Venezuela con el fin de derrocar a Maduro —medida, de hecho, propuesta en febrero por el senador estadounidense Marco Rubio—, y subrayó que Caracas defenderá su soberanía contra las prácticas golpistas de EE.UU.

Pese a todos actos de sabotaje realizados por Washington en Venezuela, Arreaza repitió que Caracas, sobre la base del respeto mutuo, dialogaría con EE.UU.

“Si Estados Unidos respeta el derecho internacional y el de nuestro país, podemos dialogar con quien sea. Ellos son los que no nos respetan. Incluso respetamos al presidente Trump. Pero si él nos ataca, tenemos que responder”, explicó

Fuente