Grupos insurgentes en el sur de Siria, incluyendo el Frente Sur, Ahrar Nawa, Al-Maghawir y Ahrar al-Golan, se han fusionado con una nueva formación militante titulada «El Ejército de Salvación».

Los expertos vinculan este desarrollo con las negociaciones en curso sobre un acuerdo de reconciliación entre los insurgentes y el gobierno sirio.

Según los informes, la delegación sirio-rusa ha proporcionado a los cabecillas de la insurgencia las siguientes tres opciones:

-Entregar el armamento pesado y retirarse a las áreas ocupadas por los isnurgentes en las provincias de Idlib y Alepo;

-Aceptar un acuerdo de reconciliación completo, entregar las armas y normalizar su situación legal;

-A enfrentar una operación militar.

Parece que los insurgentes se están preparando abiertamente para el enfrentamiento militar. Esta actitud probablemente esté vinculada al aumento de la actividad estadounidense-israelí sobre el tema. El bloque liderado por EE.UU. e Israel tiene claramente el objetivo de evitar la operación militar siria y rescatar la zona de amortiguación controlada por los insurgentes en el sur de Siria.

Fuente