Nadie en el mundo, incluido Estados Unidos, puede obligar a Irán a restringir el programa nacional de misiles. Así lo afirmó el comandante adjunto del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (IRGC, unidades de élite de las fuerzas armadas de Irán), general de brigada Hossein Salami.

«Piensan que Irán debería detener su programa de misiles, pero no pueden obligarnos a hacer esto, nadie puede destruir nuestro potencial de misiles, y aquellos que tienen miedo buscarán refugio», dijo Salami.

El representante del CGRI también habló sobre la creciente influencia de la República Islámica en el Medio Oriente, que causa un descontento extremo en Washington.

«Nos hemos vuelto tan fuertes que ellos (Estados Unidos) exigen que reduzcamos nuestra presencia en la región, lo que significa que no pueden hacer nada al respecto», dijo Salami.

Recordemos que el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, emitió el 21 de mayo un ultimátum a Teherán sobre su política regional y su programa de misiles nucleares, amenazando con imponer «las sanciones más estrictas de la historia» contra la República Islámica. Pompeo exigió que Irán revise la política en la región de Medio Oriente, pidió la renuncia al apoyo del grupo chiita Hezbollah y permitió que los inspectores de la AIEA ingresen a las instalaciones nucleares del país. Esto último ya está estipulado en el acuerdo internacional multilateral sobre el programa nuclear iraní, del cual el presidente estadounidense Donald Trump salió unilateralmente.

Fuente