Dos agentes de policía murieron por disparos después de que un hombre abriera fuego en Lieja, Bélgica. El atacante murió de un disparo después de tomar a una mujer como rehén en una escuela secundaria local, de acuerdo con informes de los medios locales.

Un transeúnte también murió mientras otras dos personas resultaron heridas en el incidente, según la emisora belga RTBF. La policía ahora ha acordonado un área alrededor de Avroy Boulevard en el centro de la ciudad.

Liege ha sido escenario de tiroteos masivos en el pasado. En diciembre de 2011, Nordine Amrani abrió fuego en un mercado navideño en la plaza Saint-Lambert en la ciudad, matando a seis personas y dejando a otras 125 heridas. Amrani luego se suicidó disparándose a sí mismo.

Fuente