La tormenta Alberto ha provocado fuertes lluvias e inundaciones en La Florida, al sur de Estados Unidos, y ha causado la muerte de dos periodistas en Carolina del Norte, tras la caída de un árbol sobre su vehículo.