Un juez de primera instancia de Brasil, que decidió suspender los beneficios de asesoría, seguridad y transporte que gozaba el expresidente brasileño Lula Da Silva, fueron revertidos de acuerdos a medios oficiales ayer martes, por un tribunal superior.

El juez André Nabarrete, integrante del Tribunal Regional Federal, dejó sin efectos la decisión del juez Haroldo Nader de retirarle los beneficios al ex presidente por considerar que su mantenimiento “lesiona directamente al erario”.

Lula que cumple 12 años de una condena por corrupción, está preso por haber recibido, supuestamente; un apartamento tipo penthouse como soborno por contratos a la empresa constructora Odebrecht.