La misión de Venezuela en OEA rechaza el informe elaborado por los expertos en la sede del organismo y lo tacha de “grotesca farsa mediática”.

“Dicho documento carece de valor jurídico pues emana de una autoridad usurpada. El secretario general (Luis Almagro) se arroga una atribución que ni la propia OEA tiene como es la de ser una instancia judicial. En tal sentido, no es más que una grotesca farsa mediática”, señaló el martes la misión de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El informe fue presentado el mismo martes en la sede de la OEA en Washington, capital estadounidense, por el panel de juristas convocados por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y afirma que existe “fundamento suficiente” de crímenes de lesa humanidad en el mandato de Nicolás Maduro, presidente venezolano.

El comunicado de Venezuela insiste en que el panel, creado a “iniciativa personal” de Almagro, forma parte de “una campaña de propaganda contra el Estado venezolano” que busca desestabilizar las instituciones democráticas y generar “caos” y “violencia interna en Venezuela.

Asimismo, la delegación venezolana denuncia a los juristas que integran el panel: Manuel Ventura Robles (Costa Rica), Santiago Cantón (Argentina) e Irwin Cotler (Canadá), y hace énfasis en las “debilidades éticas y parcialidad del trío de activistas antivenezolanos”.

“La práctica negativa que se ha instaurado en la OEA de publicar informes, emitir declaraciones y convocar a eventos a nombre de la Organización, sin que en realidad respondan a un consenso o mandato de los Estados Miembros, solo profundizará la crisis institucional de la OEA”, dice la misión, subrayando la falta de transparencia sobre el origen de los fondos para la investigación.

Caracas denunció en noviembre el “uso y abuso” de la plataforma de la OEA para “desestabilizar y derrocar” al Gobierno de Nicolás Maduro, y calificó las reuniones en su contra en el organismo de “teatro político”.

Venezuela anunció en abril del año pasado la salida del país de la OEA, después de que el ente decidiera convocar una reunión para evaluar la situación en el país. “Nos libramos de la OEA, corte inquisitoria del Imperio”, afirmó Maduro tras la medida.

Fuente