La policía militar rusa descubrió una gran base terrorista yihadista subterránea mientras recorría varias ciudades en el campo norteño de Homs.

Según un informe del norte de Homs, el ejército ruso descubrió esta base dentro de la ciudad de Tallaf, que era una de las ciudades compartidas por Hay’at Tahrir Al-Sham y el Ejército Sirio Libre (FSA).

Dentro de la base subterránea había una sala de operaciones para la estrategia militar, un almacén médico lleno de medicamentos provistos por la ONU y un hospital de campaña.

Fuente