El 17 de junio, se realizará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia luego de que el candidato derechista Ivan Duque y el izquierdista Gustavo Petro recibieran más del 39 por ciento y el 25 por ciento de los votos, respectivamente. Mientras tanto, el presidente de Columbia, Juan Manuel Santos, dijo la semana pasada que su país se uniría a la OTAN.

hemos discutido estos temas con Mauricio Santoro, un científico político en la Universidad Estatal de Río de Janeiro.

Colombia celebrará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebrarán el 17 de junio. Hablemos de los dos candidatos, ¿qué sabemos de ellos y cuál es probable que gane?

Mauricio Santoro: Es una elección muy polarizada porque Ivan Duque, el candidato principal, es conservador y es un duro crítico del acuerdo de paz (de 2016) con las guerrillas de izquierda, con el [grupo rebelde de las FARC]; entonces, si es elegido, existe la posibilidad de que se cambie el acuerdo de paz. Su rival, Gustavo Petro, es un ex guerrillero, no de las FARC, sino de M-19, otro grupo guerrillero en Colombia, y representa una tendencia muy importante en la política latinoamericana de [recientes] años … donde los armados los grupos que lucharon contra las dictaduras en la región se convirtieron en partidos políticos y comenzaron a disputar las elecciones. Eso sucedió, por ejemplo, en Brasil, en Uruguay, en Venezuela, en muchos países de América Latina; así que básicamente estamos viendo en Colombia un conflicto entre dos visiones del mundo muy diferentes, y eso tendrá un impacto en América Latina y en las relaciones exteriores de Colombia, por lo que es una elección muy importante.

Sputnik: Obviamente sabemos acerca del Sr. Duque que fue elegido por Alvaro Uribe, el rival del Sr. Santos y el predecesor presidencial, por lo que podemos creer que desafiaría el legado de Juan Manuel Santos, ¿no?

Mauricio Santoro: Exactamente, el propio Santos también era un aliado de Uribe, era su ministro de defensa, pero comenzó su propia historia y se convirtió en un presidente muy diferente al de Uribe. Ganó el Premio Nobel de la Paz debido al acuerdo de paz con las FARC, pero muchas personas en el establishment conservador de Columbia están enojadas con él, e incluso Duque es un ejemplo clásico, y él es un hombre de negocios, un hombre de los mercados financieros, y presenta esta reacción conservadora contra Santos y un intento de regresar a la época de Álvaro Uribe, que es un tipo de político más duro.

¿Qué sugieren las encuestas ahora porque, por supuesto, en las primeras elecciones llegaron muy cerca, no es así? Pero ahora he estado hablando con varios expertos en el aire y parecen estar seguros de que Duque ganará?

Mauricio Santoro: No estoy seguro de eso porque es una elección muy competitiva. En la primera ronda de las elecciones, Sergio Fajardo era el izquierdista y Gustavo Petro estaba en el segundo, por lo que existe la posibilidad de una alianza entre los diferentes grupos de izquierda y centro izquierda en Colombia y eso podría cambiar. la elección. Duque sigue siendo el favorito, pero esperaba un resultado mucho mejor que el que logró en la primera ronda de las elecciones, por lo que no hay nada seguro, y hay una gran inestabilidad en Colombia en este momento.

Sputnik: Hablemos del hecho de que el país se unirá a la Alianza del Atlántico Norte y se convertirá en la primera nación en América Latina en hacerlo, obviamente, Santos pareció muy optimista sobre esto y habló de esto como un gran golpe, tal vez, incluso un golpe personal para él y un logro, ¿cuánto se beneficiaría Columbia de unirse a la OTAN?

Mauricio Santoro: Lo que Santos intenta lograr es colocar a Columbia en el bloque [occidental] como un aliado de los Estados Unidos y la Unión Europea, especialmente en la lucha contra el crimen organizado, contra los cárteles de la droga y demás. El problema es que cuando elige a la OTAN como aliado, está creando problemas con muchos países latinoamericanos, no solo con Venezuela, que tiene una relación difícil con Estados Unidos, sino también con países moderados como Brasil, porque para Brasil, la región amazónica, donde parte de Colombia se encuentra, es una región estratégica muy segura para Brasil, y los brasileños no quieren que Estados Unidos o la OTAN vayan allí. Creará problemas diplomáticos para Colombia con los países de América Latina.

¿Qué tan significativo es que Colombia se haya convertido en el primer país latinoamericano en unirse a la alianza? ¿Y cómo sucedió que es un pionero en este sentido?

Mauricio Santoro: Es una noticia importante, Colombia no es el primer país de América Latina que intentó unirse a la OTAN; Hace ocho años, por ejemplo, Argentina intentó hacer lo mismo, pero fue rechazado por la OTAN, y para Colombia es una cuestión de prestigio político, de tratar de lograr un mayor nivel de influencia diplomática con los Estados Unidos y la Unión Europea, el La diferencia es que Colombia es un país mucho más importante para ellos que Argentina debido al mercado de drogas y también a las guerrillas de izquierda en Colombia, el acuerdo de paz, por lo que realmente se logró un nivel de influencia diplomática que hizo que el acuerdo con la OTAN algo atractivo para los Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que puede funcionar para Colombia, pero tendrá un precio en sus relaciones con otros países de América Latina.

¿Ves a otros países de América Latina siguiendo su ejemplo y uniéndose a la OTAN?

Mauricio Santoro: No, realmente no en este momento, lo que [ha estado ocurriendo] en América Latina en [recientes] años es que los países están decepcionados con Estados Unidos, especialmente después de la elección de Donald Trump como presidente, porque se ve a Trump como alguien que no tiene una agenda positiva hacia América Latina y alguien que tiene una visión muy negativa de la región, comentarios muy racistas sobre los latinoamericanos, no solo mexicanos o centroamericanos, sino sobre la región en general y lo que está ocurriendo en este momento es que América Latina está tratando de encontrar alternativas hacia China, hacia los países de Asia-Pacífico, porque el comercio y la inversión van en esa dirección, así que no creo que la opción que Columbia tenía sobre la OTAN sea algo que influya en América Latina en este momento, tal vez; podría tener alguna influencia en países como Perú o Chile, tienen una visión más favorable de la OTAN, pero será algo limitado.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ;