La Justicia de Colombia declara “crímenes de lesa humanidad” tres masacres cometidas por grupos paramilitares vinculados supuestamente a Álvaro Uribe.

“En el curso de la indagación previa 45 110 contra el senador (y el expresidente) Álvaro Uribe, Sala Penal de @CorteSupremaJ declaró de lesa humanidad los delitos asociados a las masacres de El Aro, San Roque, La Granja y el homicidio del defensor de DDHH Jesús María Valle”, indicó el jueves en Twitter la Corte Suprema de Justicia.

Las tres matanzas horribles se llevaron a cabo hace 22 años en Antioquia (noreste) por grupos paramilitares. Estos actos violentos fueron denunciados por el defensor de Derechos Humanos Jesús María Valle, que señaló la responsabilidad por omisión de la Gobernación de Antioquia, para entonces a la cabeza de Uribe. Valle fue asesinado y la Justicia colombiana nunca logró esclarecer la verdad.

En febrero, un Tribunal de Medellín, la capital del departamento de Antioquia, solicitó a la Corte Suprema investigar a Uribe por su presunto conocimiento de las tres mencionadas masacres.

El expresidente (2002-10) también está siendo investigado desde diciembre de 2014 por presunto concierto para delinquir y promover a grupos armados ilegales.

Uribe enfrenta también, investigaciones por corrupción, interceptación ilegal de comunicaciones, vínculos con paramilitares o manipulación de testigos. No obstante, algunos analistas creen que los tentáculos de poder que maneja el actual senador son tan poderosos que no se le puede concretar una acusación.

Recientemente, el periódico estadounidense New York Times publicó varios documentos desclasificados que demostraban los nexos de Uribe con narcotraficantes del extinto cartel de Medellín. Los cables señalan que el expresidente se reunía y tenía una gran cercanía con miembros del cartel de Medellín entre los años 1992 y 1995.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;