El primer ministro de España, Mariano Rajoy, ha sido derrocado hoy en un voto de no confianza y será reemplazado por el socialista Pedro Sánchez.

Los diputados se levantaron uno por uno para emitir su voto en una moción que fue desencadenada por un prolongado juicio por corrupción que involucró a miembros de su partido de centroderecha.

El Sánchez proeuropeo se convierte en el séptimo primer ministro de España desde su regreso a la democracia en los años setenta.

La votación vio 180 diputados votar a favor de la moción de censura en Rajoy, con 169 en contra y una abstención. La partida de Rajoy después de seis años en el cargo coloca a una de las principales economías de la UE en un panorama político incierto, justo cuando otra, Italia, se retiró de las elecciones anticipadas.

El líder del PSOE aseguró que gobernará cumpliendo los compromisos europeos, garantizando la estabilidad macroeconómica, la ejecución de los Presupuestos Generales de 2018 e intentando que haya Presupuestos en 2019 «en tiempo y forma». No le preocupan las turbulencias que está sufriendo estos días los mercados y sobre las que le advirtió Hernando. «Usted es una amenaza para el futuro de los españoles y ya estamos empezando a pagar las consecuencias», le dijo. Sánchez volvió a achacarlas a Italia y no a España. «Es evidente que la prima de riesgo nada tiene que ver con lo que está pasando en nuestro país», sostuvo, entre gestos de reproche del PP.

Fuente