El Ayuntamiento de Valencia aprobó una moción de apoyo a la campaña de boicot, desinversiones y sanciones (BDS) contra el Estado de Israel.

«La regidora Neus Fábrega Santan presenta una moción suscrita conjuntamente por los portavoces del equipo de gobierno en apoyo a la causa del pueblo palestino», publicó el consistorio en su cuenta de Twitter.

La moción, añadió el Ayuntamiento en un tuit posterior, fue aprobada con los votos favorables del gobierno progresista y con los votos en contra de la oposición.

Con esta votación, Valencia se convierte en la ciudad con mayor población en todo el mundo en adoptar la campaña BDS, una propuesta de varias organizaciones palestinas para denunciar internacionalmente la vulneración de sus derechos por parte de Israel.