La Organización de Estados Americanos (OEA) solicitó el jueves que las Naciones Unidas investigue al Gobierno de Caracas por presuntos crímenes contra la humanidad.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, le pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que lleve a cabo investigaciones en contra del Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, por presuntos crímenes contra la humanidad.

De este modo, Almagro remitió a la fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, un informe llevado a cabo por expertos de la OEA que concluye que Maduro, las autoridades venezolanas y las Fuerzas Armadas de Venezuela han cometido crímenes contra la humanidad con la “intención política de ejercer control social” sobre el pueblo venezolano.

“Hay un compromiso esencial que nos impulsa en nuestro esfuerzo por mantener al mundo libre de crímenes contra la humanidad”, afirmó Almagro en su carta dirigida a la fiscal de la Corte Penal Internacional.

Más específicamente, el informe señala al presidente venezolano, el vicepresidente Tareck el Aissami, el exvicepresidente Jorge Arreaza y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, como los principales responsables de los supuestos crímenes contra la humanidad cometidos contra la población venezolana.

Por último, Almagro instó a los países firmantes del Estatuto de Roma (1998) que también denuncien ante la Fiscalía de la CPI al “régimen” de Maduro, lo que provocaría la apertura automática de una investigación, aunque hasta la fecha ninguno ha mostrado voluntad de hacerlo.

El Gobierno de Caracas rechaza dichas acusaciones en su contra mientras que una de las razones por las que salió de la OEA fue debido a reuniones de dicho ente sobre la precaria situación en Venezuela.

Venezuela sufre graves crisis en el sector político y económico, de modo que ya padece de una hiperinflación de 25,000 %. Tanto el Gobierno como la oposición se acusan mutuamente y responsabilizan uno al otro por la situación actual del país.

Fuente