Más de 90 niños, cuyas madres están encarceladas en Irak, serán repatriados a Rusia, dijo Ziyad Sabsabi, representante del líder checheno en los países del Medio Oriente y el Norte de África.

Durante la reunión con el gobierno checheno el jueves por la noche, Sabsabi dijo que se espera que un vuelo especial con el primer grupo de 25 niños a bordo salga de Bagdad en junio.

«94 niños serán devueltos a su Patria. El primer grupo consistirá en 49 niños, 25 de ellos ya tienen todos los documentos necesarios para el regreso. Esos son hijos de mujeres, condenadas a largas penas de prisión por las autoridades iraquíes», dijo. dijo.

«Durante la segunda etapa, haremos regresar a los niños, nacidos fuera de Rusia, a sus parientes más cercanos. Esta tarea va a ser más difícil, porque 45 niños nacieron en el extranjero: 38 en Irak, uno en Siria, cinco en Turquía y uno en Alemania, les pediremos a sus familiares, preferiblemente paternos, que proporcionen muestras de ADN que permitan demostrar el hecho de la ciudadanía de un niño, para que eventualmente puedan regresar a casa», continuó el funcionario checheno.

Más tarde, el líder checheno Ramzan Kadyrov dijo en su canal de Telegram que se llegó a un acuerdo con el gobierno iraquí, según el cual los niños de habla rusa, cuyas madres fueron condenados en Irak, no serán puestos en adopción por las familias locales.

«Me gustaría hacer hincapié en que todos los niños están bajo jurisdicción rusa. También tenemos un acuerdo con las autoridades iraquíes de que los niños de habla rusa no serán puestos en adopción por las familias iraquíes», dijo Kadyrov.

Según el líder checheno, de las 49 mujeres rusas actualmente detenidas en Irak, 21 fueron condenadas a cadena perpetua, dos fueron condenadas a muerte y 26 están a la espera de juicio.

En los últimos meses, más de 100 mujeres y niños menores de edad-residentes de Chechenia, Daguestán y otras regiones rusas, así como ciudadanos de Uzbekistán y Kazajstán-fueron evacuados de Irak y Siria a Rusia con la asistencia del líder checheno Ramzan Kadyrov. Sin embargo, las autoridades iraquíes endurecieron recientemente el procedimiento de su regreso. En la actualidad, todas las mujeres y niñas extranjeras mayores de 14 años que se encontraban en Irak y tenían vínculos con el grupo terrorista del Estado Islámico (proscrito en Rusia) son acusadas automáticamente de terrorismo y de cruce ilegal de la frontera.

En abril, el Tribunal Penal de Irak condenó a 19 ciudadanas rusas a cadena perpetua por unirse al Estado Islámico. El diario panárabe Al-Quds Al-Arabi escribió que la mayoría de las acusadas ​​dijeron que fueron traídos a la fuerza a Irak por sus maridos, que eran miembros del «E.I.». Después de que la ciudad de Tal Afar, en la gobernación de Nínive, en el noroeste de Irak, fue liberada de los terroristas, sus esposas e hijos se rindieron a los combatientes kurdos iraquíes, los Peshmerga, que participaron en la operación. Algunas mujeres destruyeron intencionalmente sus documentos de identidad o perdieron sus pasaportes en las hostilidades.

Fuente