Mientras los continuos bombardeos y los enfrentamientos en tierra siguen despedazando a Libia, el presidente francés, Emmanuel Macron, se presenta como mediador en su «cumbre de paz» libia. nosotros analizamos si tiene algún impacto en el estado una vez y despues de los bombardeos llevados a cabo por Francia.

Libia ha desaparecido de los titulares y de los medios de comunicación últimamente, pero el caos que ha estado enfrentando desde la intervención occidental en 2011, todavía continúa. El miércoles, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de las Naciones Unidas informó que la escalada de enfrentamientos en la ciudad portuaria oriental de Derna «alcanzó niveles sin precedentes, debido al uso de ataques aéreos y bombardeos, algunos de los cuales se encuentran en áreas residenciales, y fuertes enfrentamientos de tierra «.

«La inestabilidad es alta en varios lugares en Libia, por lo que siempre hay un potencial de escalada», dijo Katleeen Meas, jefe de la oficina de OCHA en Libia, a RT. Ella describió la situación en Derna como «muy desafiante» y señaló que el conflicto se intensificó en los últimos días.

«También tenemos una gran preocupación por la protección de los civiles que se ven atrapados en el conflicto», dijo Meas.

El aumento de las hostilidades cobró la vida de al menos cinco civiles, incluidos dos niños, e hirió a otros 11 en la última semana. Al mismo tiempo, aquellos que intentan sobrevivir en el área asediada se enfrentan a una escasez severa de agua, alimentos y medicinas, y casi 125,000 residentes están completamente aislados de los suministros de electricidad y agua, según el informe de la ONU.

Francia, el país que también se unió a la intervención militar en Libia, ahora asume el papel de pacificador. Justo un día antes de que la ONU publicara su informe, Macron reunió en París a líderes del país, que se divide entre gobiernos rivales en el este y el oeste.

Sin embargo, no hubo avances en la reunión. Mientras Macron elogió los «claros compromisos» en las elecciones de Libia alcanzadas en la cumbre, la declaración final fue simplemente respaldada y no se firmó.

Fuente