Las principales compañías mineras de oro de Rusia planean casi duplicar la producción. El aumento podría hacer que Rusia sea el segundo productor mundial de metales preciosos.

Actualmente, el país ocupa el tercer lugar en la clasificación mundial de mineros de oro después de Australia y China. Sin embargo, eso podría cambiar en menos de una década, según Mikhail Leskov, director general adjunto del Instituto de Geotecnología con sede en Moscú, citado por Vedomosti.

En 2017, Rusia extrajo 8,8 millones de onzas, que representan el 8,3 por ciento de la producción mundial total, según datos de la consultora británica Metals Focus, citada por los medios de comunicación. Según los informes, los depósitos de oro recientemente descubiertos permitirán a los mineros aumentar la extracción a la mitad en siete años. Para 2030, se espera que la extracción crezca en casi ocho millones de onzas.

A principios de este año, la compañía estatal de exploración Rosgeo dijo que se encontró un nuevo descubrimiento, que contiene unas 900 toneladas de plata y oro, en la República de Bashkortostán. Según las estimaciones iniciales, hay alrededor de 87 toneladas de oro en el área. Los depósitos de plata, mientras tanto, se estiman en 787 toneladas.

La industria rusa de extracción de oro casi ha duplicado su volumen de extracción en las últimas dos décadas. Los productores del país extrajeron 2.189 toneladas de oro en los últimos 10 años, según la Unión Rusa de Productores de Oro.

Hay varias regiones importantes de minería de oro en Rusia, incluida la más prospectiva del mundo. La región de Krasnoyarsk en el centro de Rusia tiene dos de las principales operaciones: Olimpiada y Blagodatnoye. La región de Chukotka, en el Lejano Oriente de Rusia, es el hogar de uno de los mayores mineros rusos, las operaciones Dvoinoye y Kupol.

Las regiones de Amur y Magadan son los centros de oro de más rápido crecimiento, mientras que la ciudad siberiana de Irkutsk es también una de las zonas mineras más destacadas del país.

Fuente