• Jamás tener un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), dejar de desarrollar misiles con capacidad nuclear y detener la entrega de misiles balísticos a otros.
  • Concluir «su apoyo a terroristas, extremistas y representantes regionales» como Hezbolá (del Líbano), Hamas (de Palestina), los talibanes y Al Qaeda.
  • Poner fin a su «públicamente declarada» inteción de destruir a Israel.
  • Detener sus amenazas a la libertad de navegación, especialmente en el Golfo Pérsico y el Mar Rojo.
  • Dejar de escalar el conflicto de Yemen y de desestabilizar la región mediante la entrega de armas a los hutíes.
  • Terminar sus «ciberataques» contra EE.UU. y sus aliados, incluido Israel.
  • Detener sus graves abusos contra los derechos humanos, que «se han demostrado recientemente en la represión del régimen contra las protestas generalizadas de ciudadanos iraníes».
  • Poner fin a la «detención injusta de extranjeros», incluidos los ciudadanos de EE.UU.

Fuente