La fuerte explosión que se escuchó esta mañana en la zona rural del norte de la gobernación de Al-Raqqa se debió a un coche bomba que fue detonada en un puesto de control de las Fuerzas Democráticas kurdas (SDF).

Según los informes, el coche bomba fue detonado a las afueras de la ciudad de ‘Ayn’ Issa, que se encuentra cerca de la base militar franco-estadounidense.

Otro informe de Kurdistán 24 TV afirmó que el incidente fue causado por municiones explosivas; sin embargo, no se dieron más detalles.

No se informaron víctimas.

Fuente