El exdirector de Agencia de inteligencia argumento en una entrevista, basada en su libro.

La interferencia de Estados Unidos en los procesos electorales de más de 80 países a lo largo de la historia se hizo pensando «en los mejores intereses de la gente» de estas naciones, dijo este sábado el exdirector de Inteligencia Nacional de EE.UU.

«Cuando intentamos manipular o influir en las elecciones, o incluso derrocar gobiernos, se hizo con los mejores intereses de la gente del país en cuestión», explicó Clapper interpelado sobre el historial de EE.UU. de injerencia en los comicios de otras naciones.

Clapper, conocido por no decir la verdad sobre el programa de vigilancia masiva desarrollado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) antes de que Edward Snowden lo sacara a la luz, promociona actualmente su libro ‘Facts and Fears’, en el que abarca temas tan delicados como la supuesta injerencia rusa en las últimas elecciones presidenciales de EE.UU. o el conflicto de Siria, que catifica de «problema intratable».

El ya retirado funcionario de Inteligencia explica que escribió el libro para informar al público de las amenazas que afronta Estados Unidos, «tanto internas como externas». Asimismo, explicó que el presidente de EE.UU., Donald Trump, no es el problema del país norteamericano, sino solo el símbolo de un problema más amplio donde «la verdad es relativa».

En uno de sus artículos, el académico Dov H. Levin, sostiene que entre 1946 y 2000 hay más de 80 casos documentados en los que Estados Unidos trató de interferir en otros países para derrocar sus gobiernos.

Fuente

 

Etiquetas: ; ; ; ;