Venezuela ha condenado la última ronda de sanciones impuestas por el gobierno canadiense contra varios miembros del gobierno bolivariano, calificándolas como una «flagrante violación de las reglas más fundamentales del derecho internacional».

Una declaración emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela dijo que el «comportamiento proimperialista» del gobierno canadiense lo había impulsado a «atacar a Venezuela de muchas maneras en las últimas semanas, mostrando un complejo de superioridad evidente y ridículo, en su intento continuo de no reconocer la voluntad democrática del pueblo venezolano «.

Venezuela dice que con las sanciones, Canadá ha continuado «su política exterior de subordinación humillante a la administración racista y supremacista de Donald Trump».

«Los hechos sugieren que esta servil política de las autoridades canadienses es el resultado de la urgencia de ese gobierno de evitar la pérdida de beneficios y preferencias en los acuerdos comerciales con Estados Unidos», agrega el comunicado.

Canadá anunció el lunes que impondría sanciones a 14 personas cercanas al presidente venezolano Nicolás Maduro, incluida su esposa y miembro de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Cilia Adela Flores, «en respuesta a las elecciones presidenciales ilegítimas y antidemocráticas» llevadas a cabo fuera el 20 de mayo.

Las regulaciones de medidas económicas extraordinarias «imponen prohibiciones de activos y prohibiciones de transacciones a las personas incluidas en la Lista al prohibir a las personas en Canadá y los canadienses fuera de Canadá comerciar con cualquier propiedad de estas personas o proporcionarles servicios financieros o relacionados».

Además de la primera dama, los oficiales afectados incluyen a Tania Valentina Díaz González, Fidel Ernesto Vásquez Iriarte, Carolys Helena Pérez González, Erika Del Valle Farías Peña, Ramón Darío Vivas Velasco, Christian Tyrone Zerpa, Fanny Beatriz Márquez Cordero, Malaquías Gil Rodríguez, Indira Maira Alfonzo Izaguirre, Jhannett María Madriz Sotillo, Carlos Enrique Quintero Cuevas, Xavier Antonio Moreno Reyes y Carlos Alberto Rotondaro Cova.

«Estas sanciones envían un mensaje claro de que el comportamiento antidemocrático del régimen de Maduro tiene consecuencias», dijo el ministro de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland. «El anuncio de hoy es evidencia de nuestro compromiso con la defensa de la democracia y los derechos humanos en todo el mundo y nuestro rechazo a las elecciones presidenciales fraudulentas de Venezuela. Canadá está tan decidido como siempre a apoyar al pueblo de Venezuela en su búsqueda de un futuro más pacífico, democrático y próspero «.

El anuncio se hizo un día después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) declarara que el gobierno venezolano había cometido «crímenes contra la humanidad», siguiendo la agenda liderada por el interés económico y político de los Estados Unidos en la región.

Algunas facciones de la oposición venezolana boicotearon las recientes elecciones presidenciales afirmando que no las consideraban justas o transparentes a pesar de haber llegado a un acuerdo con el gobierno bolivariano antes de rechazarlo repentinamente.

El Parlamento Europeo, los EE. UU. Y el Grupo Lima, un grupo de gobiernos de derecha con América Latina y el Caribe, también anunciaron sanciones tras las elecciones de Venezuela.

Fuente