El premier israelí, Benjamín Netanyahu, cerró con un revés su tercer día de gira por Europa que tenía por objetivo sumar el apoyo de las naciones europeas a la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de acabar con el acuerdo nuclear con Irán firmado en 2015. Esto bajo el alegato de poseer documentos secretos que prueban que Irán está violando las pautas establecidas.

Según el exparlamentario por el partido Conservador Derek Conway, es poco probable que un acuerdo calificado como positivo por el Gobierno británico se termine por el capricho de un líder como Donald Trump.

Más allá del encuentro con la cabeza del Gobierno británico en la residencia oficial de la primera ministra, la visita de Benjamín Netanyahu no encontró una calurosa acogida en las calles de Londres, en donde decenas se congregaron en rechazo a su viaje al Reino Unido.

Activistas y miembros de distintas agrupaciones pro palestinas se congregaron a metros de la reunión May-Netanyahu para rechazar el derramamiento de sangre palestina, especialmente el del pasado 14 de mayo, cuando decenas de manifestantes fueron asesinados por el fuego israelí.

Si bien el tema de las protestas en la Franja de Gaza fueron discutidas en la reunión Netanyahu-May, miles de voces británicas exigen al gobierno medidas estrictas que presionen al régimen israelí para acabar con la violencia contra el pueblo palestino.

 

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ;