El capitán, que estrelló su bote de casco gemelo en una barcaza en el río Volga, estaba ebrio en el momento del accidente mortal, dijo el Comité de Investigación de Rusia. El hombre y diez de sus pasajeros murieron en el accidente.

El incidente ocurrió el lunes por la noche, cuando una barcaza se estrelló contra un bote de casco doble cerca del puerto fluvial de la ciudad sureña de Volgogrado. «Fueron las acciones del propietario del buque de pasajeros, que estaba detrás del volante, lo que condujo a la tragedia», dijo Svetlana Petrenko, portavoz del Comité de Investigaciones.

El capitán ignoró todas las señales de luz y sonido que provenían de la barcaza antes del choque, dijo. «Además, según datos preliminares de los expertos forenses, el dueño del barco estaba ebrio», agregó Petrenko.

11 personas, incluido un niño, murieron en el accidente, mientras que otros cinco pasajeros del barco fueron rescatados, dijo. El barco de doble casco no estaba debidamente registrado, y su propietario no tenía papeles necesarios para llevar a cabo la navegación.

Una fuente de los servicios de emergencia dijo anteriormente a Interfax que el capitán del barco, que estaba entre las víctimas mortales, había sido identificado como Dmitry Khakhalev, ex jefe de uno de los distritos de la región de Volgogrado. En 2009, Khakhalev fue sentenciado a cuatro años de prisión por cargos de violación, infligir daños corporales y vandalismo, que involucran armas de fuego.

En junio de 2011, Rusia se vio sacudida por uno de los peores accidentes fluviales en décadas en que 112 personas murieron después de que el bote de placer «Bulgaria» se hundiera durante una tormenta en el río Volga en la República de Tatarstán.

Fuente

Etiquetas: ; ; ; ; ;